YOOtheme
Imprimir PDF

Ruta La Cimbarra

(Aldeaquemada)

 

 

  • fecha: 14 de marzo.
  • ruteras: Maria Bordallo y Monsalud del Moral.
  • Salida: 7.00 am, de la Glorieta de la Media Luna
  • Inscripciones: Enviando correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla (indicar en el correo nombre completo, y situación, es decir, socio, no socio, federado o no, por favor), desde el viernes 5 de marzo a las 12 de la mañana, y posterior ingreso en la cuenta del club tras recibir confirmación.
  • Socios: 5 €, no socios federados: 8 €, no socios no federados: 10.50€

 -Un poco de historia-


La Comarca Norte de Jaén, por su privilegiada situación geográfica, ha sido considerada tradicionalmente como la Puerta de Andalucía, legendario acceso a las tierras del sur por donde han transitado a través de la Historia los más diversos pueblos con las más inusitadas culturas: Íberos, turdetanos, cartagineses, fenicios, griegos, romanos, visigodos, cristianos, árabes, judíos y colonos centroeuropeos del siglo XVIII, han dejado sus huellas, su historia y su leyenda junto a este camino que durante siglos ha enlazado los cuatro puntos cardinales: El sur de Europa con el norte de África, las tierras del Levante Mediterráneo con elocéano que llevaba al Poniente Americano. Por este antiguo camino real, hoy convertido en la Autovía de Andalucía, por la que nos llevará nuestro bus, circuló todo el oro que desde las Américas arribó a los puertos de Cádiz y Sevilla en dirección a la Villa y Corte de Madrid.En torno a este camino la Historia citó a generales guerreros, a viajeros románticos, a bandoleros que robaban a los ricos para dárselo a los pobres, a músicos inspirados, a pintores rupestres, a poetas de tierra y luna, a olivareros altivos, a aventureros soñadores, a reyes de dos mundos y a villanos despiadados. Todos ellos han contribuido a que esta Puerta de Andalucía, atesore Historia y leyenda.

 

 

Esos parajes han sido testigos y protagonistas, también, del proyecto colonizador surgido en el reinado del rey Carlos III dando lugar en 1767 al nacimiento de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena, cuya capital histórica es La Carolina, con gentes venidas de Alemania, Suiza, Francia, Italia, Cataluña y las Alpujarras, en las cuales el talento ilustrado de Pablo de Olavide trató de hacer una sociedad modelo de agricultores, sueño que aún pervive en la laboriosidad de las gentes actuales de esta comarca.

 

'''La Naturaleza'''

Tres parques naturales ocupan las tierras de esta Puerta de Andalucía : El Parque natural de Despeñaperros, en Santa Elena; la parte oriental de la Sierra de Andújar, en Baños de la Encina; y nuestro destino: la Cimbarra, en Aldeaquemada; verdaderas sorpresas paisajísticas y ecológicas de Sierra Morena.

 

En la zona central de Sierra Morena, a pocos kilómetros del Parque Natural de Despeñaperros y sobre un sustrato de cuarcitas, areniscas y pizarras (en las que es frecuente encontrar fósiles), donde se desarrollan suelos pobres y ácidos, se localiza el '''Paraje Natural de la Cascada de la Cimbarra''', espacio protegido caracterizado por su accidentado relieve. En la vertiente suroeste aparece encajado el río Guarrizas, creando fuertes pendientes; este encajamiento, producido como consecuencia de la erosión remontante favorecida por la presencia de fallas, da lugar a la aparición de algunos saltos de agua, siendo el más espectacular el denominado de la Cimbarra -en estos parajes, cimbarra es sinónimo de cascada-, siendo también muy conocidos los del Negrillo, y el de el Cimbarrillo. Por el contrario, los declives más suaves aparecen en el lado sureste, al sur del Cerro de Piedras BlancasLa vegetación se caracteriza por su enorme heterogeneidad, abundando los bosquetes mixtos de encinas (Quercus rotundifolia) y alcornoques (Quercus suber) con abundante matorral mediterráneo en el que son frecuentes los madroños (arbutus unedo), los perales (pirus bourgeana) o los labiérnagos (phyllirea angustifolia) acompañados de jaras (cistus ssp.) y romeros (rosmarinus officinalis). También existe una zona adehesada de encinas, situada al sur del espacio y que se conoce entre los lugareños como "La Dehesa", y pinares de repoblación constituidos por dos especies de pino, el piñonero (pinus pinea) y el negral (pinus pinaster). Además de esta vegetación, en los ríos y arroyos de este espacio protegido se encuentran espléndidos ejemplos de bosques de ribera, que presentan un excelente estado de conservación, y en los que dominan los alisos (alnus glutinosa) y fresnos (fraxinus angustifolia) junto a adelfas (neriun oleander) y zarzas (rubus ulmifolius) en las zonas más abiertas y soleadas. Asimismo, en algunos barrancos con elevada humedad y suelos profundos aparecen bosquetes de almeces (celtis australis) acompañados de pimpinelas (pimpinella villosa) y aros (arum italicum)Es de destacar, igualmente, la rica flora rupícola que puebla las paredes y cornisas de los desfiladeros, colonizadas por helechos, como las doradillas (ceterach officinarum) o el culantrillo (adianthum capillus-veneris), y musgos.La fauna es rica y variada; entre los predadores de tamaño medio abundan el zorro (vulpes vulpes) y la gineta (genetta genetta), así como la muy escasa y difícil de encontrar nutria (lutra lutra). Numerosas rapaces nidifican en este paraje natural, destacando el águila perdicera (hieratus fasciatus) y el búho real (buba bubo). La variedad de ecosistemas -bosques mediterráneos y de ribera, zonas adehesadas, paredones y cornisas, etc.- propician la presencia de una abundante avifauna entre la que destacan el avión roquero (ptyonoprogne rupestris), ruiseñores (luscinia megarrynchos y cettia cettia) y currucas capirotadas (sylvia atricapilla).

 


Un aspecto a destacar en este paraje natural, y en otros enclaves del municipio de Aldeaquemada, es su valioso patrimonio cultural, constituido por una importante representación, más de 20 yacimientos con más de 40 grupos pintados, del arte rupestre esquemático y levantino. Yacimientos como el la "Tabla de Pochico", en el Cerro de la Cimbarra, o los de Monuera, Desesperada, etc. han sido recientemente declarados por la UNESCO como "Patrimonio de la Humanidad", lo que ha venido a reconocer y resaltar la enorme importancia de las manifestaciones culturales de los antiguos pobladores de estas tierras.

Esta cascada se encuentra dentro del municipio de Aldeaquemada, cercana al Parque Natural de Despeñaperros, y ha sido reconocida por sus valores geológicos y paisajísticos como Paraje Natural por la Junta de Andalucía.


'''La ruta'''

Salimos de Córdoba por la autovía de Andalucía/ A-4/E-8, dirección Madrid, tras Bailén abandonaremos la autovía por la salida 250 para dirigirnos a Aldeaquemada por la A-6200.

 

Llegaremos al comienzo de nuestra ruta por la A-6200, a la altura del kilómetro 19, el autobús nos dejará al comienzo de una pista que sale a la derecha y, tras pasar por una valla, que impide el paso de vehículos, comenzaremos la ruta entre pinos y jaras, con el cerro Monuera a la derecha. Recorridos unos 3 km de pista, tomaremos una senda a la izquierda que nos  subirá hasta el conocido como Mirador o también Molino de la Cimbarra. Desde este mirador podremos disfrutar de magíficas vistas del valle y de los altos cerros. Tras recrearnos debidamente en la espectacular panorámica, bajaremos al conocido como camino del Chortal, que nos llevará a un paraje donde en otro tiempo hubo un molino harinero, que le da nombre, un poco mas adelante nos encontraremos con el conocido como Charco del Ratón, lugar en el que debemos cruzar el Guarrizas y remontar río arriba hasta pasar por las Ruinas de la Casa del Forestal, en plena Dehesa. Desde aquí accederemos al Negrillo y al Cimbarrillo,que son un conjunto de saltos de agua que presentan pendientes mas sosegadas que las de la cascada. En su curso toda esta agua terminará embalsándose en la Presa de La Fernandina. Y por último, llegamos al objetivo de nuestra ruta: la espectacular Cimbarra.

 

El acceso se anuncia antes de estar a la vista por el sonido del agua al caer -mas de 50 metros. Desde abajo es impresionante observar este salto de agua. Tras contemplarla y fotografiarla adecuadamente, nos encaminaremos a la parte mas alta de esta bella formación natural, para lo cual utilizaremos la senda protegida por vallas de madera que asciende por la montaña rocosa.

 

Regresaremos a Aldeaquemada por una pista habitualmente usada por vehículos, turistas y locales. Dejamos a la izquierda las pinturas rupestres de tipo levantino (El Pochico),y de nuevo, si el caudal del río lo permite, cruzaremos el Guarrizas para verlas.

 

El autobús nos recoge en Aldeaquemada para emprender el regreso a Córdoba.

 

'''Nota: Debido a la lluvia, el río Guarrizas y el arroyo del Chortal pueden bajar con un caudal de agua que nos impida cruzarlos, en este caso nos veríamos obligadas a alterar el recorrido previsto.'''

 Descargar MAPA