YOOtheme
Imprimir PDF

Arroyo del Molino y Arroyo Bejarano.

domingo 13 de diciembre de 2009

Distancia: Aproximadamente serán unos 14 o 15 kilómetros.

Recorrido: Circular

Dificultad: Baja

Trazado: Relieve suave salvo en un par de puntos.

Hora de salida: 10:00

Lugar: Centro Cívico de Santa María de Trassierra

                        Subida a Trassierra en coches particulares

Precios:           LA INSCRIPCIÓN ES GRATUITA PARA LOS SOCIOS FEDERADOS.

LOS NO FEDERADOS Y LOS NO SOCIOS DEBERÁN INGRESAR 2,5 € PARA EL SEGURO.

Inscripciones:  desde hoy mismo en el correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla

Número de cuenta para ingreso: 2024.6028.13.3305532149 de Cajasur                           

Información:   Eduardo Torres          605886361

                        Juanlu Vega                625065283

 

 

RESUMEN DEL RECORRIDO:

 

Se trata de una ruta circular que recorre uno de los parajes naturales más bonitos de nuestra sierra y que alberga en su interior una gran cantidad de elementos naturales, históricos, culturales y etnológicos de enorme interés. La seña de identidad de este espacio son estos dos arroyos con sus Bosques en galería, incluido un pequeño tramo del río Guadiato. Durante el recorrido y fuera de los entornos fluviales se disfruta del bosque mediterráneo circundante, hoy día modificado por la acción humana y convertido principalmente en dehesa. La zona por la que realizaremos este recorrido forma parte de la Red Natura 2000, al igual que otras áreas de la Sierra de Córdoba.

 

El punto de partida es Santa María de Trassierra, barriada que fue frecuentada por personajes  como Cristóbal Colón o Luis de Góngora. A partir de aquí tomaremos un tramo de la vía pecuaria de La Pasada del Pino para luego continuar hacia los Baños de Popea, quizá el lugar más emblemático del Arroyo del Molino. Si éste lleva agua, disfrutaremos de unas pequeñas cascadas. En este enclave hay restos de un antiguo molino (Molino del Molinillo), con restos de su azud, canal, presa y edificio. Bajaremos luego hacia el río Guadiato y tras un breve paseo ascenderemos por el arroyo del Bejarano. Aquí es seguro  que gozaremos con algunas de las pozas que se forman en su cauce. Junto al mismo se pueden observar indicios de actividad minera, alguna de época romana así como restos arquitectónicos del Molino del Marinete y de la Fábrica de Paños del Bejarano. De vuelta hacia Trassierra, pasaremos por el Primer Venero del Bejarano, lugar emblemático donde se aprecia los restos de una presa de origen romano que captaba agua de este arroyo y posteriormente del Caño Escaravita para derivarla hacia Córdoba. En el camino de vuelta buscaremos el Lagar del Caño escarabita, y en sus cercanías la Fuente del Elefante, nombre que recibe por encontrarse en ella hasta no hace mucho la talla de un elefante, de época califal (hoy día en el Museo Diocesano).

 

Vegetación

 

Destacan en estos entornos fluviales, árboles de ribera de gran singularidad como el aliso (Alnus glutinosa), Olmo (Ulmus minor), Almez (Celtis australis), Fresno (Fraxinus angustifolia) Castaño (Castanea sativa), Álamos blanco (Populus alba), Arce de Montpelier (Acer monspeliensis), Sauces (Salix sp.) y Avellanos (Corylus avellana), todos ellos rodeados por otro tipo de bosque mediterráneo mixto compuesto por especies como el Quejigo (Quercus faginea), Alcornoque (Q. suber), Encina (Q. rotundifolia) y el Pino piñonero (Pinus pinea). 

 

En el estrato arbustivo no faltarán especies como el madroño (Arbutus unedo), el brezo (Erica arborea), el durillo (Viburnun tinus), el arrayán (Myrtus communis) el jazmín silvestre (Jasminun fruticans), el majuelo (Crataegus monogyna) y los escaramujos (Rosa sp.) rodeados por trepadoras y lianas como la zarzamora (Rubus ulmifolius), la hiedra (Hedera helix) o la zarzaparrilla (Smilax aspera).

 

En este ambiente ripario destacan helechos como el culantrillo de Pozo (Adiantum capillus-veneris) y sobre las grietas y rocas el ombligo de Venus (Umbillicus rupestris).

 

Fauna

 

Con respecto a las aves, destacan algunas muy ligadas al entorno adehesado como  el Picapinos, Pito Real, Arrendajo, Rabilargo, Palomas torcaz y la Perdiz, bastante  llamativas y fáciles de ver, así como otras de menor talla tales como el Carbonero, Herrerillo, Pinzón Vulgar, Mito, Trepador azul y Agateador común. A nuestro paso pueden surgir también algún bando mixto de fringílidos formado por Jilgueros, Verdecillos, Verderones y Pardillos comunes, sin descartar la posibilidad de otear, o al menos escuchar, el reclamo de alguna rapaz como el Busardo europeo (ratonero), Cernícalo vulgar o Águila calzada.

 

En cuanto a los mamíferos, éstos son más difíciles de avistar, por sus hábitos crepusculares y nocturnos, pero no cabe duda de que estos parajes albergan una gran riqueza faunística. Sabemos que merodean por la zona, y es posible detectar huellas y rastros del jabalí, ciervo, zorro, gineta, meloncillo, conejo, tejón y pequeños mustélidos como el turón común o la comadreja, sin olvidar a la nutria, vinculada a los ecosistemas acuáticos.

 

 

Ruteros:

 

Eduardo Torres y JuanLu Vega